Páginas vistas en total

viernes, 6 de enero de 2017

DIA DE REYES: LA ILUSIÓN NO SE MANIPULA

Ayer de nuevo, todo el equipo de Barcelona de Ecowildlife Travel, participamos en la cabalgata del día de reyes de Barcelona. Una cabalgata artística, la más grande del mundo según los organizadores, de 1.200 personas entre actores, figurantes y organización. Y más de 600.000 barceloneses salieron a a la calle a disfrutar de ella, de su colorido, de su música y sobre todo de su ilusión...

No tengo fotos de la calle, es obvio, pero si imágenes en la retina que se repitieron durante las más de tres horas y media que vivimos el evento. Imágenes de papas ilusionados con las caritas de ilusión de sus niños, de abuelos llorando ante la magia que despierta la caravana, de jóvenes que gritaban el nombre del rey al que acompañábamos, Melchor, pero sobre todo, imágenes de miles de niños con la boca abierta ante el paso de la caravana real.

Al pasar por los barrios y llegar al centro de la ciudad, cambian las culturas, cambian los escenarios, vimos miles de niños a las faldas de sus mayores, vimos el crisol cultural de esta gran ciudad donde se juntan gentes venidas de todo el mundo, muchos turistas, sobre todo japoneses, koreanos, europeos y americanos, pero los más, locales y emigrantes que compartimos la ciudad: latinos, chinos, pakistanies, indios, árabes y norteafricanos... y todos, todos, barceloneces de nacimiento o acogida que tenían la misma cara de ilusión, al ilusión de un día grande en sus vidas.

Tuve la ocasión de hablar con la alcaldesa de Barcelona,  Ada Colau, fueron 2 minutos, vino a vernos salir. Me acerqué y le dije, "esta es la ciudad que hemos creado entre todos, no hagas nada que la rompa" y ella me dio dos besos y me dijo, "en eso estamos". Eso espero alcaldesa, ciudadana de Barcelona como yo, espero que lo recuerde siempre porque, a pesar de los intentos de unos y otros por manipular, por la utilización de las personas con fines diversos, lo de ayer en nuestra ciudad, fue un acto más de ciudadanos con ganas de vivir, de ilusionarse, de sentirse felices..., incluso muchos, como yo, con algo en lo que no creen mucho. Pero si ese algo es capaz de levantar la ilusión de tantas miles de personas..., pues bienvenido sea y bendita ilusión sin olvidar lo que dice hoy en #elperiodico,  el periodista Josep María Espinás dirigiéndose a todos los papas y abuelos del mundo: "el día de reyes puede ser un día de aprendizaje(sic)..., toda ambición es buena que tenga un límite. Que un regalo sorpresa, pueda ser una oportunidad para descubrir unas inesperadas ilusiones y capacidades". Moraleja, no todo lo que deseamos a veces se puede conseguir, pero no es malo, todo lo contrario es una gran oportunidad de encontrarnos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario