Páginas vistas en total

miércoles, 26 de julio de 2017

INDONESIA: LA UTOPÍA DE UN PAÍS MEGADIVERSO



La megadiversidad es un concepto creado por la organización medioambiental Conservation International (CI) para llamar la atención sobre las zonas del planeta que concentran una mayor riqueza biológica y poner los medios para protegerla.

Se estima que hasta un 70% de la diversidad biológica del planeta y un 45% de la población mundial, que representa la mayor diversidad cultural, se encuentran en 17 países, una superficie que ocupa el 10% del total del planetase encuentra en 17 países megadiversos. El continente americano alberga el mayor número de países megadiversos, siete en total (Brasil, Colombia, Ecuador, Estados Unidos, México, Perú y Venezuela), seguido de Asia, con cinco (China, Filipinas, Indonesia, India y Malasia), tres en África (Madagascar, República Democrática del Congo y Sudáfrica) y los dos restantes en Oceanía (Australia y Papúa Nueva Guinea).

La mayoría de estos países están en los trópicos, donde las condiciones para la biodiversidad son mayores, sus paisajes ofrecen una gran diversidad de ambientes, suelos y climas, la separación de islas y continentes permite el desarrollo de floras y faunas endémicas, únicas de ese lugar, su gran tamaño favorece una mayor posibilidad de albergar más especies, su historia evolutiva se ha desarrollado gracias al contacto de varias regiones donde se han mezclado especies con orígenes distintos y la domesticación de plantas y animales por los pueblos autóctonos a lo largo de la historia ha dado lugar a una gran riqueza natural.

Indonesia es uno de los mayores exponentes de países megadiversos. En su superficie, cubierta en un 60% por bosques, se han encontrado 29.375 especies de plantas vasculares, 1.604 de aves, 667 de mamíferos, 511 de reptiles y 300 de anfibios. Especies emblemáticas como el elefante, el tigre, el orangután, el rinoceronte o el leopardo habitan en este país, aunque se encuentran en peligro de extinción. En cuanto a ecosistemas terrestres, Indonesia posee los denominados Bosques del Paraíso que albergan manglares y bosques pantanosos, así como selva tropical. Estos bosques albergan una gran biodiversidad y muchas especies endémicas, de hecho se calcula que hay más de 500 especies animales, 1600 especies de aves y más de 30000 especies de plantas, especialmente orquídeas únicas en todo el mundo. Estos bosques también son el hogar de animales como los orangutanes, tigres de Sumatra y el rinoceronte de Java, especies gravemente amenazadas debido a la destrucción de hábitat.
Pero Indonesia se muere. Este caótico país de 17.000 islas es uno de los países con mayores emisiones de CO2 del mundo debido a la deforestación. Esta deforestación se debe a la industria maderera y a las plantaciones de aceite de palma. Lamentablemente es el país del mundo que más rápido se está deforestando, habiéndose quemado o talado 74 millones de hectáreas en los últimos 50 años. El aceite de palma es un aceite de producción de bajo coste y en Asia se utiliza como en el aceite de oliva en el mediterráneo; forma parte de su alimentación y es uno de sus recursos básicos. El producto en sí mismo no es el problema (aunque no sea bueno para la salud por su elevada concentración de grasas saturadas) sino que el “problema” se debe a la forma en la que se produce y manufactura. Además se utiliza en miles de productos que usamos en nuestro día a día desde cosméticos hasta comida, y las grandes multinacionales han visto la oportunidad de abaratar sus costes de producción gracias a él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario