Páginas vistas en total

jueves, 3 de agosto de 2017

INDONESIA: UN CAFÉ DE MIERDA, CON PERDÓN, EL MÁS CARO DEL MUNDO

Junto al grano ya limpio, las cagarrutas de la civeta

Sentado delante de la taza de café, miro la cara de los que los vamos a tomar, unos caras de extrañeza, otros de semiasco y otros como yo inquietos por probar el cafe más caro del mundo: el Kopi Luwak. Este apreciado y buscado café proviene de las semillas de café que han sido ingeridas y defecadas -sin haber sido digeridas, pero sí algo fermentadas, por la civeta de la selva, un animal que habita en las selvas asiáticas. Las semillas se recogen luego manualmente de las heces, se seleccionan y limpian cuidadosamente, y se tuestan como cualquier otro grano de café. Este proceso, que comenzó como algo primitivo y ha terminado por calar en los gustos más sofisticados, tiene lugar en las islas indonesias de Sumatra, Java y Sulawesi, así como en Filipinas, Vietnam y algunas zonas del sur de la India.

El café de civeta o Kopi Luwak, es muy caro, fundamentalmente porque se produce muy poca cantidad, aproximadamente un total de unos 500 kilos al año, lo que justifica, por su escasez, que tenga tan elevado precio. El coste medio de un kilo de esta variedad está en unos 900 euros, y tanto en Reino Unido como en Estados Unidos, donde se puede encontrar en algunos lugares muy exclusivos, una taza de este café ronda los 75-90 dólares.  A mi me costó la taza en la granja donde lo tome unos 3 euros. Me gustó, sus saber es un mezcla de café, caramelo  y chocolate, pero lo que si es cierto es que no sabe a caca ni mucho menos.

La civeta cagona

Análisis científicos del proceso apuntan que lo que da ese sabor único al Kopi Luwak es la fermentación parcial producida por los ácidos estomacales y las enzimas digestivas de la civeta, que sólo come los granos de mejor calidad, es decir, los más rojos y maduros.  Pero la pregunta no es por que es más bueno, porqué es  más caro o por que está tan rico, la pregunta es ¿quien cojones se le ocurrió recorrer mierda de civeta, limpiarla, sacar los granos y tostarlos y luego hacerse un café tan tranquilo?

Que como acabo la cosa, unos lo tomaron, otros no se atrevieron y yo me traje 50 gramos que me costaron al cambio unos 18 euros y que en breve degustaré con unos amigos, aver que opinan ellos. Os he dejado más fotos en este enlace.


No hay comentarios:

Publicar un comentario