Páginas vistas en total

domingo, 22 de julio de 2018

100 AÑOS DE PARQUES NACIONALES EN ESPAÑA

El 22 de julio se cumplen 100 años de la declaración del Parque Nacional de la Montaña de Covadonga, actual Parque Nacional de Picos de Europa. Hasta el 22 agosto de 1918 no se declaró el segundo Parque Nacional de nuestro país, el del Valle de Ordesa o del río Ara.

Le debemos ese honor al aristócrata, cazador, empresario y político Pedro Pidal, Marqués de Villaviciosa y Fundador de los Parques Nacionales. Amigo personal de Alfonso XIII, peleo y lucho para que se protegieran los espacios verdes en nuestro país. Nuestro Jonh Muir.

Esta frase es suya: "Un castillo, una torre, una muralla, un templo, un edificio, se declara Monumento Nacional para salvarlo de las destrucciones. ¿Y por qué un monte excepcionalmente pintoresco, con sus tocas de nieve, sus bosques seculares, su fauna nacional y sus valles paradisíacos, no ha de ser declarado Parque Nacional para salvarlo de la ruina? ¿No hay santuarios para el arte? ¿Por qué no ha de haber santuarios para la naturaleza?". Esto lo dijo en el senado español en defensa de la Ley de Parques Nacionales y dicen las crónicas  que llegó a apoyar su pistola en el atril e incluso a encañonar a la bancada como argumento de sus tesis. Todo un personaje.

La ley de Parques Nacionales que abrió la puerta a la declaración del primer Parque Nacional en la Montaña de Covadonga el 22 de julio de 1918 ya incluía la definición trazada y defendida con anterioridad por el marqués de Villaviciosa: "Son Parques nacionales, para los efectos de esta ley, aquellos sitios o parajes excepcionalmente pintorescos, forestales o agrestes del territorio nacional que el Estado consagra declarándolos tales con el exclusivo objeto de favorecer su acceso por vías de comunicación adecuadas y de respetar y hacer que se respeten la belleza natural de sus paisajes, la riqueza de su fauna y de su flora y las particularidades geológicas é hidrológicas que encierren, evitando de este modo con la mayor eficacia todo acto de destrucción, deterioro o desfiguración por la mano del hombre" . ¿Que les parece?. Que alejado verdad de lo que vivimos en nuestros parques en temporada alta. Que lejos del basurero del parque de Doñana cuando pasan los romeros o cuan diferente del camino plagado de latas y toallitas para limpiarse el culo en el sendero de la Cola del Caballo en el parque nacional de Ordesa o de las pistas de esqui que llegan hasta el mismísimo Veleta en el parque nacional de Sierra Nevada.

Pero volviendo al primer centenario del Parque Nacional de Picos de Europa, Picos de Europa fue el primer parque nacional declarado en España, al tratarse de un espacio de alta montaña, formado por una unidad geológica caliza bien diferenciada de la Cordillera Cantábrica y que se protegió con el objetivo principal de preservar sus importantes valores naturales y por su importancia cultural e histórica. La floral de los Picos es diversa, se han catalogado más de 1750 especies y subespecies de flora. Y entre la fauna cabe encontrar algunas de las especies más emblemáticas de nuestra fauna y sobre todo tres de los big five, el lobo, el oso pardo y el águila real amen de dos especies superprotegidas como son el urogallo y el quebrantahuesos.


Ecologistas en acción denuncia

Pero, sin duda, los picos no están para celebraciones. La gestión ( ¿de quien fue la gran idea de dar la gestión a las CCAA? del turismo es desastrosa y su gran problema debido a que no está regulada. Es el parque nacional más visitado de la península. Según Ecologistas en Acción, "el turismo desmedido está provocando importantes impactos ambientales en el parque. Zonas como la Ruta del Cares, los Lagos de Covadonga o el Teleférico de Fuente Dé concentran una gran cantidad de visitantes en zonas muy sensibles desde el punto de vista ecológico. No se realizan los necesarios estudios de capacidad de visitantes, lo que da lugar a problemas de contaminación por vehículos, ruido y residuos antes inexistentes (latas de refrescos, paquetes de cigarrillos, colillas o toallitas higiénicas)". Y mientras, el Revilla dando lecciones políticas cada sábado en La Sexta.

Y en cuanto a la gestión de la fauna todavía peor. Picos de Europa es el único Parque Nacional español que cuenta desde su creación con una población viable de lobos ibéricos, la palabra clave es "viable", es decir con capacidad para sus supervivencia. ¿Pero saben lo que hace la gestión del parque?, en vez de dedicare parte de sus recursos para la conservación de dicha especie y convertir  Picos de Europa en un modelo a seguir para la conservación de la especie, según Ecologistas en Acción,  "las diferentes administraciones permiten que se continúen realizando periódicamente todo tipo de acciones de caza de lobos injustificadamente.Un ejemplo son las que se realizaron en la semana del 9 al 13 de julio en el entorno de Fuente Dé, con riesgo para la seguridad de las personas por desarrollarse a lo largo de una de las rutas turísticas más populares del parque. Dicha cacería fue autorizada por la Dirección General de Medio Natural del Gobierno de Cantabria, pero sin conocimiento por parte de gran parte del personal del parque nacional (incluido el director del parque de guardia en ese momento y codirector por el Principado de Asturias) y sin tener en cuenta las épocas de partos y crianza de las especies de fauna existentes en la zona". Toma gestión bien hecha Revilla.

 Ecologistas en Acción añade de que se tratan de "cacerías clandestinas por su premeditada ocultación a la opinión pública. Además se utilizan artefactos explosivos, prohibidos explícitamente por las leyes de caza, y se permite la participación de cazadores locales y vecinos de los pueblos (personal administrativamente no habilitado). En ocasiones se superan las 100 personas por cacería y día".

La caza es una actividad incompatible con un parque nacional pero que todavía se autoriza en Picos de Europa. En la práctica totalidad de la superficie de las vertientes cántabra y leonesa se sigue cazando jabalí en batida, con un amplio despliegue de vehículos 4×4 por las zonas mejor conservadas del parque, prácticamente cada semana entre septiembre y marzo. Además se siguen cazando en época de celo rebecos, ciervos, cabra montés, lobos, zorros, tejones y recuerden que no hace tanto, se llego a matar incluso a lobos objetos de estudio por los mismo guardas del parque como fue el famoso caso del Lobo Marley abatido en 2012 y eso que llevaba collar y era objeto de un seguimiento ciéntifico.

Un despropósito que necesita ser paliado ahora en su centenario o cuando sea, pero que ya urge. Y mientras tanto, el presidente del Gobierno de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, en la inauguración de un centro Recogida de Caza en Liébana el pasado mes de febrero, daba “ las gracias a los cazadores que mantienen el medio natural como nadie”. Tan campechano, amigo de socialistas y reyes y con vocación populista regionalista...

No hay comentarios:

Publicar un comentario