Páginas vistas en total

sábado, 9 de junio de 2012

LA ESCAPADA EN SANTANDER(I). LOS RAQUEROS


Hace unos meses escribí sobre los niños pobres que se tiraban al puerto de Singapur para bañarse o recoger mercaderías. Hoy estoy en Santander y he descubierto una foto semejante por los parecido de la historia, incluso por el deseo del autor al concebirlas. La leyenda es que esos niños, eran chavales marginales, huérfanos o de extracción humilde, que frecuentaban los muelles de Santander (Cantabria) durante principios del siglo pasado sobreviviendo de pequeños hurtos y de las monedas que los pasajeros y tripulantes de los barcos arrojaban al mar para que las sacasen buceando.

A esos chavales, los habitantes de los barrio le llamaba raqueros se deriva del apelativo aportado por los tripulantes y pasajeros de los barcos ingleses en los que robaban, pronunciado castellanizado como raquers. Con el tiempo, estos niños llegaron a ser una atracción. Pescaban y pasaban el día en el muelle, bañándose generalmente desnudos o semidesnudos. La gente les tiraba monedas ("perras") al agua para que las sacaran buceando, y se les pagaba por rescatar cosas que caían desde el muelle, como sombreros, alpargatas, etc.

 Esta mañana ventosa y lluviosa parecía querer lanzarse al mar de la bella bahía para recoger todo lo que el viento traía y enredarse en los hilos de pescar de los que allí se refugiaban de la fina llovizna. Si venís a Santander no dejéis de visitarlos y de lanzar una moneda por si ocurre el milagro. Yo lo he hecho y al revelar las fotos( bueno al editarlas) me han salido ralentizadas y hermosas, todo un milagro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario