Páginas vistas en total

domingo, 1 de julio de 2012

POLONIA: BIODIVERSIDAD Y ECOEXPEDICIÓN

Visitar Polonia es sumergirse en una Europa rural con paisajes armoniosos, grandes bosques y marismas muy ricas en fauna. Polonia es un destino ideal para cualquier naturalista: 22 parques nacionales, 90 parques naturales y más de 1.000 reservas hacen de Polonia uno de los enclaves más puros y vírgenes. Se puede disfrutar de paisajes únicos, con animales en libertad como castores y alces y el increíble espectáculo que ofrecen miles de aves surcando los cielos polacos, como cigüeñas negras, águilas pomeranas y pigargos comunes. Pero el más grandes, esquivo y hermoso animal es sin duda el bisonte europeo.


El desarrollo del mundo animal se fue haciendo en Polonia paralelamente a la conformación de la vegetación y sufrió los mismos cambios que ésta. El paisaje de la fauna polaca se forma de especies de animales que llegaron aquí en diferentes períodos, habiendo comenzado en la época de la última glaciación. Por la cantidad de especies que contiene, el mundo animal es más rico que el vegetal. En Polonia hay cerca de 33 mil especies de animales, contando los invertebrados. En el mundo de los vertebrados, viven 85 especies de mamíferos, 220 pájaros, 8 especies de reptiles, 17 especies de anfibios y 55 especies de peces.

La mayoría son animales que se desplazan sin dificultades y rápidamente, habitan en la zona euroasiática, como las tencas y las carpas, el sapo gris, el lución, las víboras, el pinzón, el pato cruzado, el azor, la ardilla común, la liebre, el corzo y el ciervo real. Son característicos para la zona de bosques frondosos y mezclados. Se calcula que entre las especies endemicas existen cerca de 40 reliquias. La diferencia climática en Polonia provoca una interesante diversidad de especies en las zonas orientales del país. En las tierras del noreste (Mazuria, la región de Suwalki, Puszcza Knyszynska, Puszcza Bialowieska), se encuentran animales característicos para la tundra y la taiga, por ejemplo, el antillo de los Urales, la liebre y el alce. En la región sureste, viven animales que tienen relaciones con la fauna de la estepa del Mar Negro, como el hámster, el lirón encorvado y el visón de las estepas. Los representantes de la fauna meridional y oriental son, por ejemplo, los pájaros, entre ellos, el cernícalo. También podemos encontrar a la serpiente Esculapio y al caracol de las viñas blanquecino. Pero el rey de la fauna polaca, es sin duda el bisonte.

Estos animales fueron casi completamente aniquilados en el siglo XVIII. Su único hábitat era Puszcza Bialowieska. También sobrevivieron en el Cáucaso. En el año 1919 a manos de un cazador furtivo murió el último bisonte de Bialowieska. En 1927 también ya estaba exterminada la población del Cáucaso de este animal. En ese momento quedaban en toda Europa sólo c 50 bisontes, que vivían en los jardines zoológicos, por ejemplo, en los Bosques Pszczynskie en la Meseta de Silesia. Entre ellos se eligieron 12 ejemplares para su posterior crianza, que se llevó a cabo en un reservado cerrado en Bialowieza.

Los primeros animales fueron trasladados allí en 1952, pero el primer ternero nació cinco años más tarde. Por suerte, los bisontes se empezaron a reproducir rápidamente. A principios de los años setenta, al aire libre ya vivían 200 bisontes, a pesar de que del reservado para la crianza, habían salido sólo 38. Los bisontes de Białowiea empezaron a ser cazados con redes y llevados a reservas cerradas o dejados en libertad en zonas lejanas con bosques de árboles frondosos. En la actualidad estos animales pueden ser admirados en Puszcza Knyszynska, Puszcza Borecka, Puszcza Niepolomicka, en los Bosques Pilskie, así como en los Bieszczady, donde se logró cruzar a hembras procedentes de Bialowieza con el último macho de la especie del Cáucaso.

Las hembras de bisontes son madres muy atentas. Los terneros al momento de nacer pesan cerca de 30 kg. Los machos adultos alcanzan incluso los 1000 kg, y se pueden comer en un día hasta 60 kg de plantas. En invierno se les completa la alimentación con heno. Los bisontes viven en rebaños que alcanzan en verano varias decenas de ejemplares, en invierno son menos numerosos. Sólo los machos viejos viven en solitario.

Ecowildlife llevará a cabo una expedición para ir a conocerlos el próximo 17 de Agosto. Entra aquí para saber más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario