Páginas vistas en total

domingo, 29 de julio de 2012

UN SAFARI EN EL JARDIN: EXHUBERANTE ZÚRICH



He andado estos días por Zúrich en un viaje de trabajo y he sufrido las inclemencias del tiempo suizo, a saber: el día de más calor del año, la tormenta más estruendosa y luminosa que uno pueda imaginar y un días gris y lluvioso, todo eso en el mismo fin de semana y sin que nadie, ni los nacionales ni los visitantes se alterasen ante tanta actividad climatológica.

Dicho esto, a la mañana tempestuosa que siguió del día más caluroso y ante las horas de espera que me quedaban en el hotel, me salí a dar un paseo por los jardines de alrededor en el pueblo de Kloten y aburrido, me acerque hasta Wetzikon, un diminuto pueblo de viviendas preparadas para los fríos inviernos, gentes sencillas que disfrutan de este hermoso verano y enamoradas de verdes alamedas que pasean a su perros. Wetzikon está dentro del estado de Zúrich y ahora lo he puesto en el mapa de mis escapadas. Quizás por mi curiosidad, quizás por la deformación profesional de naturalista aficionado, descubrí un zoo en miniatura y una delicia para cualquier paseante que se precie.

Entre los frondosos y verdes jardines del verano suizo, los estanques cargados de agua y de truchas, también habitan aves, mamíferos y reptiles y hasta pequeños herpetos conformando una aventura de bien seguro para los más pequeños. El verano hace que las arañas puedan extender sus enormes redes para pescar antes que la nieve lo cubra todo de nuevo y ahí, se descubren ejemplares fantasmagóricos como la de la fotografía. Entre rosaledas y prados llenos de flores que en España crecen en la primavera pero que aquí esperan hasta bien entrado el verano, pudimos perseguir diminutas ranas de color oscuro que huían despavoridas antes nuestras pisadas. Antes que loa lluvia de nuevo nos retirara, vimos bucear en el estanque decena de ánades reales, fochas acuáticas y… ¡¡¡eureka¡¡¡¡, al marcharnos sentimos el silbido de un animal conocido y cuando nos dimos la vuelta, vimos la hermosa danza de tres cisnes blancos en el estanque en su cortejo nupcial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario