Páginas vistas en total

viernes, 26 de diciembre de 2014

BARES DEL MUNDO (V) ,MAO TSE-TUNG NO BEBÍA SINGTAO EN BEIIJING

Como digo siempre, no puedo salir a tomar una caña por que me lío..., si no comprobadlo en mis últimos post de salidas "cañeras" .

Y esta vez me fui a buscar un bar en Beijing, la antigua Pekin. Después de un par de días donde anduve dando vuelta culturales en la Ciudad Prohibida y la Plaza de Tiannamen, decidí largarme a buscar la oronda figura de Mao por los bazares y bares de la  ciudad. Dicen que el iluminado fundado de la república comunista no bebía, eso si comia HONG SHAO ROU (panceta de cerdo cocinado) como un idem. Sea como fuere, me fui al mercado de la seda a comprar relojes falsos, Montblanc de imitación y algún tejano de marca fabricado en China y de camino rebuscar una gorra del célebre revolucionario. Y al final, cansado, me senté en unos baretos que hay fuera del mercado a tomar una "Calsberg" y a la segunda, entendí el negocio del dueño chino que tenía aparcado en la puerta su "Mercedes beer", puto capitalismo. Entonces cambie a la cerveza China..., me perdí.

Por que la buena cerveza china la "Tsingtao" es un muy suave, tan solo 4 grados, dulce y rubia y uno la bebe como agua, una, dos tres, cuatro van cayendo ante el calor y la humedad del ambiente y al final, pese al parlanchineo de mi camarero, el único que debía hablar inglés en aquel lugar, acabas notando el peso de la noche.

Por cambiar de lugar y ambiente cogí un rick-shaw, tirado por moto ya que dudo que ninguno de los delicados y delgados taxista-ciclista aguantara mi peso, para trasladarme a otra de las zona de copas de la ciudad, detrás de la Ciudad Prohibida en el lago Behiai. Un lugar para el turisteo. Aquí "Paulaner" es el el amo, entre chiringuítos al pie de lago que ofrecen comida china y música en directo, increíble la cantidad de grupo de fuera que cantan en estas salas, acabe sentado en una terraza limpia con camareras chinas que apenas sabían inglés para tomarte la nota pero, que cuando pronuncias "sintaoooo" esbozan una sonrisa y te traen a la rubia china fresquísima y te dan las gracias.

Y allí acabe la noche de esta salida china mientras en el local, un grupo de afroamericanos se dejaba la voz con melodías de Frank Sinatra y Bill Cosby y en el lago, las parejas chinas se mecían enamoradas y dejaban ir al cielo globos aerostáticos de seda que ardían en el aire. Creéroslo no estaba bebido, salí a tomar una caña y me líe pero todo los que os he contado, sucedió en una noche sin luna en la ciudad de Pekin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario