Páginas vistas en total

jueves, 19 de febrero de 2015

ARQUITECTURA OLVIDADA (y III) GUSTAVE EIFEEL EN ALMERIA.

He estado estos días por Almería y he podido observar y vivir la polémica sobre el soterramiento de las vías del tren y al abertura de la ciudad al mar al que nunca debió dar la espalda. Pero no hablaré de esos, hablaré de una de las maravillas de la ciudad.

Gustave Eiffel, ingeniero y constructor francés, sobradamente conocido,pertenecía a una familia de artesanos parisinos y mercaderes de madera y carbón y se graduó en la École Centrale des Arts et Manufactures y se unió a una compañía que fabricaba máquinas de vapor, herramientas y otros productos. En 1858, dicha compañía recibió un contrato para erigir un puente férreo en Burdeos. Eiffel fue designado para supervisar la construcción, y lo hizo con tanto éxito que en 1866 fundó su propia compañía y se hizo famoso con rapidez por sus estructuras de metal.


Dicen que a finales del siglo XIX recibió un encargo para Almería: la construcción de una estación de tren. Las malas lenguas dicen que él no llego a estar en la ciudad y que delegó el encargo a uno de sus pupilos. Sea como fuere, la antigua estación de ferrocarril de Almería es una muestra perfecta de la arquitectura del hierro y del cristal, finalizada en 1893. Su fachada principal es de tres cuerpos, siendo el central de hierro y cristal. Hoy la estación y el pantalán se han convertido en símbolo para la ciudad y una de las estructuras de la época industrial que nunca debieran demolirse, por una parte para recordar lo que fuimos algún día y por otro porque, con la que está cayendo, no debemos dejar de utilizar ese enorme monumento al aire libre, para rendir homenaje al célebre ingeniero francés y sus imponentes obras. Franceses, americanos y hasta los portugueses lo ha hecho. Almería debe hacerlo también.

No hay comentarios:

Publicar un comentario