Páginas vistas en total

martes, 28 de abril de 2015

BRASIL(V) SAFARI EN REFUGIO ECOLÓGICO FAZENDA CAIMAN


 Jacaré amarillo

En 2004, el Refugio Ecológico Caiman, una fazenda en el Pantanal brasileiro creó una reserva natural que representa más del 10% de su superficie: Patrimonio Natural Reserva Privada doña Aracy. Y en ella estuvimos estos días conociendo el proyecto y disfrutando de su flora y fauna.

Consta de un área protegida de 5.600 hectáreas, elegido y complementado con la ayuda de investigadores de la Universidad de Sao Paulo. Está rodeado y aislado al ganado, una de las facetas económicas de la Fazenda,  pero accesible a los visitantes. Esta zona está protegida de una amplia gama de hábitats, desde cerradoss, prados, carandazais, bajo cerrado, reflujo, corixos, capones y cordilleras, donde encuentran refugio numerosas especies de fauna y flora del Pantanal.



Entre los proyectos de investigación y protección se encuentra dos muy ambiciosos de los que tuvimos oportunidad de conocer y disfrutar del encuentro con la fauna. ARARA BLUE es uno de esos proyecto, fundado en 1990, está coordinado por el biólogo Dr. Neiva Guedes, el UNIDERP  intenta proteger al guacamayo más grande que existe, el Azul, que de debido a su captura para venderlos como mascota y la perdida de habitats solo quedan unas 600 parejas en  Pantanal. Su objetivo es recoger datos sobre el guacamayo azul grande, mediante el control de sus nidos. El 38% de los nidos están identificados en el área de Caiman Ecological Refuge, donde se generan al menos 50 nuevas crías cada año.

La onzas pintadas, el jaguar, esta siendo utilizado no solo como emblema de la conservación sino como el animal que gracias al turismo, puede salvar al economía de estas zonas. El ecoturismo está siendo utilizado como una importante herramienta de conservación en muchos lugares de todo el mundo, proporcionando un importante fuente de ingresos para los agricultores y para las comunidades locales, que se dan cuenta de la importancia de mantener conservado el ecosistema en el que viven. Los tour de avistamientos de animales como jaguares, hacen concienciar a los furtivos y a los propietarios de hacienda que estos animales valen más vivos que muertos y que los dos propietarios de la tierra, la comunidad y la naturaleza para beneficiarse de ellos.

Ambos proyectos son hermosos y ambos animales los vimos, con la onça pudimos asistir incluso a una acción de los veterinarios y gestores del proyecto. Podéis disfrutar de más fotografías en este enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario