Páginas vistas en total

martes, 9 de octubre de 2018

CHINA: PARQUE NACIONAL DE BINGFEXIA


El parque nacional de Bingfexia en el corazón de la provincia de Chengdu, es un lugar único, a media montaña, cercano a las cumbres del Tibet y de la provincia de Yunan, alberga los únicos ejemplares de oso panda que quedan en total libertad en el país y varios de los centros de reproducción de estos animales.

El bambú campea en todos los niveles del parque y los ríos y riachuelos lo atraviesan por paisajes de increíble belleza.  Y en esos paisajes tan bellos viven los osos panda.

Los osos panda tienen razones de sobra para mirar al futuro con optimismo. En 2017 han comenzado a darse los resultados de los trabajos puesto en marcha por el Gobierno chino para protegerlos. En estos momentos la  Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) ha decidido retirar al oso panda de la lista de especies en peligro de extinción para rebajar la amenaza que se cierne sobre él y determinar que ya solo es "vulnerable".

El gobierno chino puso en marcha trabajos en dos direcciones. Por un lado, mano dura para conservar el habitar oso panda. En1987, se puso en marcha el Programa para la Conservación de los Bosques Naturales y el Programa de Grano a Verde (en referencia a la reconversión de zonas agrícolas en santuarios naturales), el 65% del territorio en el que habitan estos animales está protegido y su caza ilegal está tipificada como un crimen que, en los casos más graves, se castiga incluso con la muerte.

De forma paralela, los especialistas han logrado un gran éxito en la reproducción de ejemplares en cautividad, cuyas crías pasan luego por un proceso de adaptación paulatina en diferentes centros y reservas naturales antes de ser puestas en libertad. En 2017 se batió el récord de nacimientos con el registro de 23. De esta forma, el número de ejemplares en libertad ha aumentado un 17% en la última década y se estima que supera ya los 2.000 -1.864 en libertad-, el doble de los que se contabilizaron en 1980.

El problema actual, es reintroducir a los especímenes criados en cautividad. El primero que se soltó en los bosques de Sichuan murió poco después, en 2007, asesinado por otros machos salvajes de la misma especie.

La administración china considera que no se debe bajar la guardia, porque “podríamos arruinar todos nuestros logros” un reciente informe subraya un hecho preocupante: de las 33 comunidades de pandas existentes en libertad 24 están todavía en peligro.

Las fotos que acompañan este artículo y este video, fueron tomadas en el centro de cría del parque y en sus espacios naturales y, con toda seguridad, les puedo decir que es el mejor sitio para verlos, aunque haya que hacer 300 kilómetros de ida y vuelta desde Chengdu.

Si queréis más información, en este enlace hemos colgado el programa de nuestro nuevo viaje.



No hay comentarios:

Publicar un comentario