Páginas vistas en total

domingo, 19 de julio de 2009

EL NATURALISTA. SENDERISMO EN EL PARQUE DE LA SIERRA DE LITORAL.BARCELONA.ESPAÑA

La Sierra litoral es una cadena montañosa muy cercana a la capital catalana y perteneciente a la cordillera litoral y constituye uno de los ecosistemas de mayor valor ecológico, cultural y paisajístico de los situados cerca de las grandes aglomeraciones humanas de nuestro país. La Sierra de Litoral está protegida formando el Parque Natural de Cordillera Litoral. El clima mediterráneo y la situación estratégica que presenta, han hecho que el hombre se estableciera aquí desde hace mucho tiempo y dan prueba de ellos la cantidad de dólmenes, restos de poblados ibéricos, ermitas e iglesias y castillos así como restos de murallas que iremos encontrando por el camino.

Hoy saldremos desde Premia de Dalt siguiendo la "Ruta del Esquirol", o de la ardilla, y a fé que en este época se ven muchas acaparando alimentos para el suave invierno mediterráneo. Recomendamos salir temprano, con el alba, para no sufrir los rigores del calor de verano. La ruta dura unas dos horas y nada más salir, dejando a la derecha el ayuntamiento, nos encontraremos con el yacimiento arqueológico de La Cadire del Bisbe. Este poblado data del siglo VI a.c. y desde sus terrazas tenemos unas vistas espectaculares sobre la costa del Maresme y Premia de Dalt.

En los bosques que pasamos de pinos, robles y arbusto mediterráneo, se escucha al arrendajo, la curruca capirotada, el carbonero, el jilguero, el verdón y el verdecillo y las ardillas lanzan piñas casi queriendo. Vemos sobrevolar a alguna abubilla tardía y se escucha al pico verde tamborileando en los troncos. No hemos visto jabalí pero los hay y al pasar, se levanta alguna perdiz.

Dejamos la estación eléctrica y seguimos las señales para alcanzar la Ermita de Sant Mateu. La ermita esta documentada desde el siglo X. Es de origen románico y si tenemos la suerte de encontrarla abierta cosa que sucede pocas veces, veremos una minúscula bóveda de cañón a la que se llega por una escalera, que el último vendaval casi destroza; dos cipreses le dan majestuosidad y un diminuto campanario la corona Buen lugar para refrescarse.

Regresamos por la misma ruta hasta la dorsal y cojeremos un desvío para seguir por la ruta del l'Esquirol. En el cielo podemos observar el despertar de alguna garza real y una "v" de patos que se dirije al sur. Buen lugar para la observación de aves y un recorrido curioso y hermoso.

Toda la ruta así como el mapa para poder hacerla sin peridas la podeis encontrar en http://www.diba.es/parcsn/parcs/plana.asp?parc=6&m=61&s=371&o=2 y como siempre digo, respeto al medio ambiente y al ecosistema.


No hay comentarios:

Publicar un comentario