Páginas vistas en total

lunes, 22 de agosto de 2011

PARQUE NATURAL DE LA SIERRA DE ANDUJAR (I). JAEN

Está la luna todavía alta, muy alta pero redonda y llena, cuando paro el coche en el Mirador del Peregrino. He venido tan pronto para escuchar los sonidos de la madrugada y con la enorme ilusión de ver algún lince en estas horas tempranas cruzando por los caminos del Parque Natural de la Sierra de Andujar.  Sentado sobre el mirador veo cae alguna estrella fugaz y de lejos, hoy, lo único que escucho es el canto de los gallos, pero ha merecido la pena madrugar, la paz y solitud del lugar son muy agradables.

Este parque es probablemente uno de los mejores conservados de Andalucía, son bosques de robles, de encinas y quejigos y sobre todo de alcornoques. Alcornocales que ven sestear a sus pies a ejemplares impresionates de toro bravos y que vieron, no hace más de un siglo, el tránsito de bandoleros por sus caminos. Existen en el parque 49 especies de mamíferos entre las que destacanael Lince ( Linx pardina), el lobo (Canis Lupus) o el ciervo (cervus elaphus)  y se llegan a contabilizar 178 especies diferentes de aves con el Aguila Imperial ( Aquila heliaca adalberti) o el buitre negro ( Aegypius monachus) como grandes señores del aire. Del lince se han contabilizado 176 individuos en estas sierras béticas, la mayor colonia del mundo

Existen una buena variedad de senderos para caminar el bosque, pero esta vez mi visita es corta y me limitaré a hacer diferentes caminos para tener la posibilidad de acercarme al lince. Bajo la carretera general hacia el Santuario de la Virgen de la Oliva,  que me han dicho que en la zona recreativa del Humilladero se suelen ver animales. Ya comienza a clarear el día cuando de repente, sobre una loma, la sombra de un ciervo dibuja sobre el cielo una silueta perfecta. Clika la cámara, ya la tengo.

Apostado sobre una loma y con los prismáticos clavados en las cuencas, intento adivinar el lugar de paso de los linces. No estoy teniendo suerte con ellos pero a cambio, los abejarucos ( Merops Apiaster), las abubillas (Upupa epops) y un par de oropéndolas (Oriolus oriolus) me dan la bienvenida. El Sol se levanta y comienza a calentar cuando una familia de gamos  (Dama dama) huye a lo lejos.

Comienzo a desmontar mi observatorio para regresar cuando veo en el cielo varias figuras que ascienden con las térmicas: tres buitres leonados (Gyps Fulvus) ascienden acompañados de ¡¡¡ dos aguilas imperiales!!!, estan muy altas pero solo el hecho de verlas, ya es merecido premio para esta primera incursión al ecosistema del parque natural.

Esta tarde más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario