Páginas vistas en total

lunes, 1 de agosto de 2011

SAFARIS PARQUES NACIONALES ( y VI). PARQUE NACIONAL DOÑANA. ANDALUCIA

Quizás el lugar que me apetecía para acabar esta primera entrega de PARQUES NACIONALES es el lugar donde me encuentro estos días, el Parque Nacional de Doñana, un inmenso paraíso y faunístico en el sur de Europa y una joya para la conservación de la vida salvaje en España.

En los enlaces anteriores podéis encontrar información sobre el parque, para no repetirme, aquí solo os detallaré la complexidad y el enorme potencial de un parque pequeño pero en el que la vida sobresale en cada rincón del camino. Si nos adentramos en el parque de Doñana por cualquiera de sus senderos será fácil observar aves en todos el año, muchas residentes como flamencos, garzas diversas  o moritos y otras que viene a pasar el invierno como los ánsares comúnes o las grullas que ocasionalmente suelen ser vistas.  Después muchas de ellas que para en el parque en su migración hacia África o en su regreso como las cigüeñas o los milanos. Creo que uno de los mejores lugares para observarlas sin cansarnos muchos son el sendero de la Rocina o el Puente de los Vaqueros.

Pero si contratamos algunas de las excursiones en el parque, que son ofrecidas por un par de empresas de la zona, la cosa se anima y dentro del parque podremos observar otros animales como jabalíes, corzos, ciervos, zorros y buscando con el guía alguna águila imperial, reina de los cielos españoles. Y quien sabe..., el lince ibérico, el mamífero más amenazado de nuestro territorio. Yo solo lo he visto una vez, pero os juro que fue algo increíble, un encuentro difícil de olvidar. Lo vi con una de estas empresas.

Pero la gran experiencia es coger la bici y seguir alguno de los intinerarios marcados, yo hago un par de veces al año desde Sevilla hasta el centro de Visitantes José Antonio Valverde y ahí, en la soledad de los caminos, cuando casi nadie está en las inmediaciones es cuando podemos observar la marisma en su gran vida, con bandos de flamencos de miles de individuos, con los gamos saltando entre las charcas y con las anátidas, espátulas, ibis y decenas de aves y animales más, en perfecta comunión con su medio. Sin duda una gran experiencia. 

2 comentarios:

  1. Buenos dias. Me alegro que le guste tanto el parque porque es una maravilla. Tenga por seguro que ver el lince es un premio y es dificilísimo.
    Si me permite, me gustaría puntualizar que el ansar real no existe. El ansar mas abundande del parque es el común. El águila que vive en doñana y que representa al parque a la altura del lince es el aguila imperial, que no real. No hay reales en Doñana ya que estas aves son de ambientes montañosos. Si es cierto que muy de vez en cuando, algun inmaduro de real se puede dejar ver, pero no es normal. La imperial es muchísimo mas escasa que la real. Y por último, comentarle que en doñana no hay corzos. Espero que no le moleste y que le sea de utilidad.

    ResponderEliminar
  2. POR SUPUESTO QUE NO jOSE JUAN, desde entonces hasta ahora he aprendido tanto que flipo nada más pensarlo, queda todo corregido y te agradezco el comentario ya que lo debía haber corregido yo hace años. un abrazo y gracias por escribir

    ResponderEliminar