Páginas vistas en total

domingo, 30 de marzo de 2014

TOURING: PARQUE NACIONAL DE ORDESA Y MONTE PERDIDO (II)

Volvemos a enmarcar una ruta de touring como ya hiciéramos en anteriores escapadas dentro de un espacio natural, esta vez recorreremos el Valle de Broto hasta San Nicolás de Bujaruelo, en Huesca, en un paseo de media mañana descubriendo un valle declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco por la interacción de las poblaciones locales y sus formas de vida tradicionales como el pastoreo y la agricultura, con el entorno de biodiversidad que aporta el citado valle.

El Valle de Broto coincide con el curso superior del río Ara, que lo atraviesa en su totalidad. La parte alta la forman los Valles de Ordesa, Bujaruelo y Soaso de Linás, con cumbres que superan los tres mil metros de altura  y la parte baja, donde se asientan los pueblos del valle y donde viven escasamente un millar de habitantes siendo la parte de España con menos densidad de habitantes por kilómetro cuadrado.

Comenzaremos esta ruta en coche en el mismo pueblo de Broto donde destaca la torre de la cárcel de Broto, una edificación civil del siglo XVI, que albergaba la sede de la ‘Junta del Valle’. Esta situada en la parte alta del pueblo y en ella los presos realizaron entre los siglos XVII al XX incluido, unos grabados especialmente asombrosos por su cantidad y su organizado programa iconográfico. De Broto también merece la pena el paseo hasta la cascada de Sorrosal , cinco minutos andando desde el camino que lleva hasta Oto. Una impresionante cascada en un paisajes de plegamientos de la corteza terrestres en figuras y formas que nos informan del terrible choque de placas que produjo el levantamiento de los Pirineos.

Seguimos por la carretera hasta llegar a Oto. Un coqueto pueblo con la historia marcada en sus calles ya que fue casa ducal y conserva todavía sus torreones y sus iglesia del siglo XV dominando el valle. Esta excursión merece hacerla a pie ya que desde Broto hasta Oto hay un escaso kilómetro y el paseo por el río Ara es gratificante. Seguimos dirección Jaca para hacer una parada en Linás de Broto. Subida a una loma recibe el sol de invierno desde primera hora de la mañana. Es un pueblo agrícola ganadero pero que dispone de mucho alojamiento rural. Sobre su Iglesia del siglo XVI y con el telón de fondo de la sierra de Tendeñera, vuelan los buitres y quebrantahuesos en las frías mañana de invierno para remontar las altas cumbres. Desde el centro hasta Broto surge también un paseo acompañando al río Ara.

Volvemos atrás para dirigirnos a Torla. Es quizás el pueblo más turístico del Valle con comercios y hostelería variada. Sus calles empinadas  y empedradas, su iglesia del siglo XVI, la portada de su ayuntamiento y algunas casas blasonadas como la Casa de Viu, la convierten en un punto obligado de esta ruta de touring. La abandonamos para dirigirnos al parque, no si antes visitar el centro de visitantes del Parque Nacional a la entrada del pueblo. Una vez llegados al puente de los Navarros, giramos a la derecha para acercarnos a San Nicolás de Bujaruelo. Un nicle de edificios semiabandonados, un camping que abre en verano, el albergue, el puente de Bujaruelo y uno de los valles más impresionantes de los pirineos donde le río invita a la reflexión, las altas cumbres del Viñamala a la exaltación de la belleza y el recogimiento del valle a la paz. Este es el fin de nuestra jornada, hermosa jornada, de touring.

No hay comentarios:

Publicar un comentario