Páginas vistas en total

martes, 6 de enero de 2015

CABALGATA REYES BARCELONA 2015: MOMENTO PARA LA ILUSIÓN

Si amigos anoche recorrí Barcelona con la Cabalgata de los reyes magos como uno de los integrantes de la carroza de los carboneros. No elegí yo el lugar, fueron los ciudadanos encargados de su gestión los que me lo otorgaron y a fe que ha sido lo más divertido que he hecho este año. Me hacía falta ver tanta ilusión aunque fuera en una cabalgata de reyes. Como podéis imaginar no íbamos haciendo fotos así que todas las que pongo son de los momentos anteriores. Pero en cada uno os quiero reflejar lo que viví. Los niños de la primera reflejan la sorpresa y al ilusión, que más da la tradición pagana y/o cristiana. Son esos días que uno señala en el calendario y que deja marcado para el resto de su vida

 1.200 voluntarios dan vida a este espectáculo ciudadano en Barcelona, gente común y corriente que por un día se sientes grandes y sonríen durante muchos horas. Que asco me dio ayer la política española y sus políticos incapaces de ver la reacción de tanta y tanta gente hacia los demás y seguir viviendo tan alejados de la realidad.

 Esfuerzo, ilusión, creatividad. Los españoles somos creativos y lo demostramos cada día. Aunque caigan chuzos de punta.



 Cuando recorríamos las calles de Barcelona vimos muchos, miles, diría centenares de miles de niños sonriendo. Eso solo vale para mi que se repita este evento anual. En la calle había niños de todos los estratos y nacionalidades, sobre todo en el centro de Barcelona y la zona del Raval y el Paralelo. Niños venidos de todo el mundo y eso somo señor Más, un lugar de encuentro y desarrollo, eso somos señor Jonqueras, un lugar reflejo del mundo que lejos de querer ir al margen, quiere ir dentro del envoltorio de este mundo por el que debemos luchar. Ustedes sigan dividiendo que ayer ví que somos muchos los que sumamos y luchamos por hacer cada día más una Barcelona, una Catalunya, una España más humana y al servicio de los demás.



Y este fue mi carroza la del carbón, y aquí si que lo pasamos bien, cuando pasaban los reyes llegábamos nosotros y los niños enmudecían de asombro primero y de genio después. Sus papas reían ante la cara de asombro de los pequeños y nosotros cantábamos ¡¡Carbón, carbón¡¡, pero como veis por las fotos, no dábamos miedo, era el colofon de un día festivo, humano y alegre y la espera de una noche de ilusión para los más pequeños, de consumismo puro para los grandes y de negocio y resurgir de la economía según dice la tele.

Gracias a todos los que habéis formado parte de este 2015 al lado de la Escapada y de nuestras vidas y espero que el año 2016 puede volver a formar parte de esta ilusión.


1 comentario: