Páginas vistas en total

viernes, 30 de enero de 2015

PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD DE ANGKOR WAT. CAMBOYA

No debiéramos nunca abandonar Camboya sin sentarnos al atardecer entre los viejos muros de lo que fue la ciudad más hermosa del imperio Jemer. Pasaremos el puente que salta sobre los lagos artificiales que crecieron a su entrada, Charlaremos con las parejas que vienen a casarse entre sus muros, haremos repiquetear la cámara una y mil veces sobre las torres, tantas veces soñadas, y por fin atravesaremos la gran puerta de entrada a ANGKOR WAT. La vista se nubla, el sentido se pierde, tantas veces dibujada en mis sueños y ahora me encuentro en su interior, poseído por uno de los lugares que permanecían en blanco en mi imaginación. Marquesinas, estucos, labrados, todos los puedo renombrar, todos porque muchas veces los leí en libros y crónicas.

Sentado sobre unas viejas baldosas grabo mi programa de radio, no escucho a nadie solo el viento que se mueve a sus anchas entre la piedras. Ahora templos como THOMANON, BATEI SANRE, BATEI SREI, PHNOM BAKHENG, TAKEO..., son solo recuerdos en la memoria, la majestuosidad de la torres labradas de WAT son el premio a una muy larga espera.

Angkor Wat no fue escogida como una de la siete maravillas del mundo moderno y con esto solo quiero decir que la chapuza de la elección tiene mi más sincero desprecio. Angkor significa "La Capital" y Wat "el monasterio". Debemos recordar que el hinduismo se perdió por el budismo en esta región en el siglo XVI. WAT lo construyó el rey SURRYAVARMAN II en el siglo XII dedicado a la deidad de VISHNU a tan solo 7 km de la ciudad Siem Reap. Creo que junto al TAJ MAJAL indio es el templo más grandioso por su grandeza y arquitectura. No me olvido de San Pedro pero esto son cosas totalmente diferentes.

Toda la estructura de la ciudad-templo de WAT es una representación del eje del universo en cuyo centro, según la cosmogonía hindú y budista, se encuentra el monte Meru, flanqueado por cuatro picos y rodeado por un mar mítico. Angkor Wat consta de una gran torre llamada gopura rodeada por cuatro torres circundadas por un foso de agua. Aún hoy es utilizado como templo y en sus calles y rincones monjes budistas depositan incienso a los pies de estatuas decapitadas y totem simbólicos. De WAT se han dicho muchas cosas pero quizás la más real es que fue un ejemplo en el que se miraron otras grandes obras de la época.

Este día quedo en mi imaginario como el día que pude rellenar un espacio en blanco de mi memoria, creo que nunca podré olvidarlo. Volveremos en Julio con un grupo, tenéis toda la información en este enlace.


4 comentarios:

  1. Aunque no iré en Julio, espero tu blog, para revivir mi viaje con vosotros. Tengo esa misma foto, del templo reflejado en el agua, en un día gris y que el agua era marrón, pero el sentimiento creo que es el mismo, grandioso y de acuerdo contigo en el tema de las maravillas del mundo. Hasta pronto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. vaya mujer ya te estas escaqueando jajaj, la verdad es que si es increible, un lugar único en el mundo al que solo le sobran...¡¡algunos turistas¡¡¡, demasida gente

      Eliminar
  2. Como buena gallega, te diré que "depende", ya sabes que hay fechas y fechas para viajar

    ResponderEliminar