Páginas vistas en total

miércoles, 21 de octubre de 2015

MALASIA (I): KUALA LUMPUR SON LAS TORRES PETRONAS


Llegas en la noche y camino del hotel te asustas, no solo por el tráfico sino por la sorpresa. Se intuyen los campos de palma de aceite, el aire huele a humo de las quemas de tierras de toda la península que se concentran en la ciudad icono, de repente luces de neón y pantallas lo iluminan todo y el ruido se hace ensordecedor. Amigos hemos llegado a la capital asíatica del ruido y este nos acompañara, de bien seguro durante toda nuestra estancia.

Símbolo inconfundible de Kuala Lumpur y de Malasia, las imponentes Torres Petronas son la primera imagen que se te viene a la cabeza cuando piensas en la ciudad y uno de los primeros sitios que uno quieres ver cuando llega a Kuala Lumpur. Por el día la actividad se centra en el inmenso centro comercial que hay en el interior, pero por la noche ganan en majestuosidad y es cuando más vistosas se muestran iluminadas, además en el parque situado en la base se hace un espectáculo de luz y sonido en el agua. Durante cinco años fueron los edificios más altos del mundo, y aunque desde el 2003 que les arrebataron el título ya han caído hasta la séptima posición siguen siendo imponentes, y siguen siendo los edificios gemelos más altos construidos por el hombre.

La construcción de las torres Petronas fue consecuencia de la desmesurada ambición del primer ministro de Malasia,Mahathir Mohammad. En opinión del dirigente, el nuevo símbolo del país debía ser una edificación de carácter tradicional, inconfundiblemente malaya, con elementos estilísticos de origen islámico. Él puso la locura y el dinero...

El arquitecto César Pelli encargado de su construcción, ( otro boludo argentino) concibió una base en forma de estrella de ocho puntas —símbolo islámico que representa el orden y la armonía— a la que le añadió una serie de convexidades semicirculares destinadas a ampliar la superficie útil.Dicen que pateo la ciudad de arriba abajo para conocer a sus gentes y su culturas y que fue en el patio de la Mezquita Nacional fijándose en los setos y en las figuras del empedrado donde concibió lo que muchos califican como su gran obra. Otro loco artista al servicio del capital...

Sea como fuere, todos los que hasta aquí hemos llegado, nos sentimos indefensos ante esta gran obra de los hombres y yo personalmente puedo decirles que, las Torres Petronas, son sin duda, la obra de ingeniería máa hermosa de cuantas vi levantar a los hombres... y yo he visto unas cuantas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario