Páginas vistas en total

viernes, 23 de octubre de 2015

MALASIA(II) MALAKA IS NOT MÁLAGA

Declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco en el año 2.008, esta hermosa ciudad tiene una larga historia en el tiempo, en parte gracias a la mezcla cultural fruto de las diferentes colonizaciones y del comercio.  Malaca Es la ciudad con más historia de Malasia, tanto antes como después de las colonizaciones. Antes de la llegada de los portugueses, hacia el siglo XVI, Malaca era ya el centro del mundo malayo. Luego portugueses, holandeses e ingleses dejaron su huella. Es entendible pues desde este territorio se controla el estrecho de Malaca, paso obligado de mercancías entre las principales potencias asiáticas. Y como no, la influencia china también se palpa en sus calles y edificios. Pero sobre todo en la caótica organización y la suciedad de sus calles. No se lo merece.

Caminamos por calles sucias y desordenadas y miramos buscando el logo de Patrimonio de la Humanidad sin encontrarlo.Ascendemos la colina buscando el fuerte y la estatua de San Francisco Javier y lo encontramos bajo el calor del mediodía pero sin gente, sin explicaciones, sin carteles, abandonado. Bajamos al pueblo y los rick shaw dan risa en una ciudad hermosa. Decorados con superheroes, hello kittis, ungry birds y otras burradas, no solo afean la ciudad sino que la hacen triste y ridícula.

Melaka se convirtió en un gran puerto comercial, punto de encuentro de razas, lenguas y religiones, con predominio islámico. Los portugueses llegaron en 1509, en parte para tratar de convertir Oriente al cristianismo y en parte para mejorar su comercio con China y buscar alternativas por mar a la ruta de la seda . En 1511 Alfonso de Albuquerque, tomó la ciudad y, a partir de ahí, Portugal controló el tráfico de especias desde Malaca hasta Arabia. Eso si, ni pudieron obligar a los mercaderes musulmanes árabes e indios a seguir comerciando en la zona, lo que supuso que Melaka perdiese parte de su clientela en favor de otros puertos musulmanes de la región. En 1641, pasa a manos de los holandeses. De esta época son la mayoría de los edificios coloniales que quedan en pie. En 1795 la política Europea repercute en las colonias, Francia conquista Holanda y los británicos  se hacen con el control de la ciudad para evitar que cayese en manos de Bonaparte. A partir de ahí empieza el declive de Melaka ya que los británicos dedicaran todos sus esfuerzos en potenciar la ciudad de Singapur.

Declive que sigue hoy en día y que nos hace preguntarnos porque se declara algo Patrimonio de la Humanidad si luego no se cuida que sea eso, patrimonio de todos..., una pena. Bajando del fuerte nos topamos con un malayo que pintaba acuarelas, símpático y bromeando nos decía "Malaka is not Málaga". Y como siga así Malaka no será nunca Malaka. Pese a sus hermosas avenidas disfrazadas, su gente simpática y su río lleno de varanos, Malaka necesita cuidarse para seguir siendo lo que fue.

No hay comentarios:

Publicar un comentario