Páginas vistas en total

miércoles, 16 de marzo de 2016

FAROS DEL MUNDO: EL FARO DE HIGUER EN HONDARRIBIA

Si uno comienza a caminar en El Cabo de Creus y le da la vuelta a la península, llegara hasta Hondarribia y por encima del muelle de pescadores, donde muchas veces vimos llegar las grandes olas  y los arantzales cargadas sus redes, se encuentra el Faro de Higuer y este faro, si hacemos esta ruta, en el último de la península ibérica o el primero si hacemos el viaje a la inversa.

Se ubica a 65 metros de altura, con una torre de piedra de 21 metros. Se inauguró en 1881 y su alcance actual es de 23 millas. Su posición señala la entrada a la desembocadura del Bidasoa y alerta de la presencia de las peligrosas rocas del cabo de Higuer y la Isla de Amuitz donde anida una colonia de gaviotas sombrías.  De todos los faros de los que he escrito este me trae recuerdos muy especiales ya que hace ahora muchos años, estuve viviendo en Hondarribia.

El faro, como todos tiene su leyenda, unas carlistas y otras más mundanas. Dicen las crónicas que una ballena franca, se acercaba a la zona, lo estuvo haciendo durante 11 años cada invierno entre los años 1881 y 1892. Los pescadores locales incluso le llegaron a poner nombre: Leticia, La pobre infeliz se acercaba imaginamos por sus comida pero los pescadores no tenían buenas nuevas, todo  lo contrario, un año de esos, el animal encalló cerca de la Isla de Amuitz y algunos de ellos intentaron cazarla a base de tiros pero no lo pudieron hacer y Leticia acabo huyendo con la marea alta. Durante los siguientes años los pescadores locales trataron continuamente de cazarla con sus arpones pero no lo consiguieron y Leticia, imaginamos que herida y humillada dejo de aparecer por Hondarribia en 1892. 

Y esta es la historia que os traigo hoy. Alrededor del Faro hay un restaurante y un camping y salen algunas rutas hasta el monasterio de Guadalupe en el vecino Jaizkibel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario