Páginas vistas en total

domingo, 6 de marzo de 2016

SUDAFRICA: VICTORIA&ALBERT, EL MUELLE MÁS HERMOSO DEL MUNDO

Muchas veces he venido hasta aquí y muchas vece me he emocionado paseando por sus muelles. Yo que me preció de haber estado en otros puertos hermosos, como el de San Francisco, el de Tarifa, el de Lima, Puerto Madero en Buenos Aires, los muelles de Nueva York o sin ir más lejos, la dársena de mi amada Sevilla, debo reconocer que el Victoria&Albert de Cudad del Cabo es uno de los muelles más hermosos y divertidos de cuantos he paseado y visitado. Sobre todo si se visita en esta época, el verano austral.

Conocido localmente como el waterfront, tiene unas vistas privilegiadas. El ayuntamiento ha colocado unos marcos para enmarcar dos de sus tesoros principales, a un lado la mística isla Isla Robben, ese lugar donde el gobierno del aparheid intento eliminar la voluntad de Nelson Mandela durante más de 40 años de presidio indecente; del otro lado,  y la Table Mountain  o Montaña de la Mesa, el guardián pétreo de la hermosa ciudad que cautiva a sus pues. Sentado en algunas de las terrazas de los bellos y marineros bares del muelle se puede disfrutar de este encuentro de la montaña con el salvaje Atlántico que moja sus pies.  Cuatro premio nóbeles sudafricano, esculpidos en bronce así lo hacen cada día desde la plaza de muelle en la que siempre, siempre, hay música. Nelson Mandela, Desmond Tutu, el blanco de Klerk y el lider de movimiento negro en Sudafrica Luthuli escuchan imagino esa música mientras contemplan la belleza del lugar.


Dicen que el príncipe Alfredo, segundo hijo de la reina Victoria, comenzó a construir este lugar en el año de 1860,  y le puso su nombre y el de su madre para engrandecer el sitio. Y la remodelación lo ha llevado a convertirse, seguramente, en el mall más admirado de África. Yo les aconsejo varias cosas. La primera visitarlo cuando el ocaso comienza a oscurecerlo. Las imágenes son bellísimas, la montaña se va con tonos oscuros y el cielo se ilumina con hermosos colores del atardecer. La segunda disfrutar de sus terrazas, pero no de las típicas de Macdonald, sino de lugares como el Bahía, Balthasar o la terraza que lleva el nombre del muelle Victoria$Albert. Tercero mezclarse y escuchar a la gente cantar en la plaza sentado en un banco y cuarto, dejarse llevar por el olor de la brisa marina y recordar que hubo otros tiempos que  trajeron por aquí a navegantes como Bartomeu Dias o Vasco de Gama y que hubo también un tiempo donde en el estadio del muelle, la selección española batió al remilgado Cristiano Ronaldo y sus portugueses para conseguir una ansiada copa del mundo o quizás mejor, que hubo otros tiempos donde Mandela corrió gritando libertad por su calles y donde los hombres y mujeres del país consiguieron doblegar al sistema convirtiéndolo en un país libre y de iguales.


Os he dejado más fotografías en ese enlace para que disfrutéis de ese hermoso lugar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario