Páginas vistas en total

sábado, 25 de junio de 2011

MIRADAS. DESDE TEROR EN GRAN CANARIA

Dicen los que no la conocen que la Isla de Gran Canaria no es muy bonita. Lo dicen los que no la conocen o solo han ido a la isla a tirarse al sol de sus playas del sur confundido entre miriadas de turistas rojos como cangrejos, pero si uno tiene la suerte, o las ganas, de patearla y conocerla, descubrirá otra isla diferente. Una isla en la que, es cierto lo que les cuento, hace frío en algunas épocas de año. Como en el mes de Noviembre.

Por que fue un noviembre cuando nos fuimos al centro de la isla que se nos abrió lluvioso y frío y fue ese mismo mes de noviembre, cuando nos encontramos con la abuela de la lana. Sentada en el patio de su casa, hilvanaba gruesos hilos de lana haciendo jerseys y alfombra que vendía a los turistas y con su mirada, nos interrogaba extrañada por le porqué de tanta curiosidad, por nuestra parte claro. No entendía que para nosotros en la turística Isla de Gran Canaria, era todo un lujo encontrar tan bella estampa. Sucedió en Teror y así se lo he querido contar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario