Páginas vistas en total

domingo, 7 de julio de 2013

LOS FESTIVALES DEL KULLU DUSSERA EN LA INDIA.

Dharamsala es el hogar del  Dalai Lama. Esta población se encuentra en un lugar hermoso,  arbolado con robles y coníferas,  las montañas nevadas rodean la ciudad por tres lados, mientras que el valle se extiende por delante. En este lejano lugar se refugió el Dalia Lama tras su huida de China y allí se trasladaron miles de tibetanos que se instalaron junto a los monjes. El ambiente es cálido y cordial amparado siempre por las imponentes moles de los macizos del Himalaya. En sus calles y en sus casas, bocetos nostálgicos del Palacio Potala, residencia que fuera del Dalia en el Tíbet,  cuelgan al lado de pinturas que muestran historias bíblicas y feroces deidades tibetanas. hasta este lugas estamso preparando una expedición en el mes de octubre para acercarnos a los festivales del Dhuserra. Teneis información en el enlace.


Cerca de allá el pueblo  Naddi que tiene amplias vistas de los picos de Dhauladhar y  el bosque de Dharamkot y como no, el Instituto Norbulingka, dedicado a dictar las tradiciones y restaurar las normas proporcionando formación, educación y empleo para los tibetanos.  En el centro se compatibiliza un entorno en el que pueden florecer la comunidad tibetana y los valores familiares. Respetuosos con lo tradicional y lo moderno,  buscan crear una conciencia internacional de valores tibetanos y su expresión en el arte y la literatura.

Kullu se encuentra enclavado en los montes occidental Hinala Pir Pinjal, en el estado de Himachal Pradesh y se conoce como la última frontera "Kulanthpith – el fin del mundo habitable. Pero el verdadero espíritu de este viaje es el festival del Dhuserra en Kullu, un lugar increíble en medio de las montañas.  La modernidad gradualmente ha encontrado su camino en el Valle de Kullu, pero aún la vida aquí es relajada, serena, tranquila y sencilla. Algunos aspectos de la vida del pueblo no han cambiado desde hace siglos, los locales siguen participando en la vocación que les fue transmitida por sus ancestros.

En las zonas rurales del Valle de Kullu la vida de la mayoría de la gente aún dependen en gran medida de la agricultura, cultivos de manzanas y otros árboles frutales, cosechas de grano, maíz y hortalizas,  importantes de la dieta alimenticia, tanto para los lugareños como para las vacas. Los aldeanos todavía usan trajes tradicionales; hombres gorra y una chaqueta hecha de lana y las mujeres un pañuelo en la cabeza y un grueso vestido “pattu” de colores brillantes.

El décimo día de luna nueva en octubre, el rajá de Kullu invita a todos los dioses y diosas del Valle a realizar una práctica (un ritual religioso o sacrificio) en honor de Raghunath. Es una hermosa mezcla de historia, cultura y costumbres.  En el hermoso valle de Kullu, el festival Dussehra se celebra con una procesión de ídolos, un sacrificio ritual de animales y mucho licor elaborado localmente.  Las celebraciones de Dussehra en Kullu reúnen a más de doscientas deidades durante siete días e incluyen  un carro deslumbrante decorado con el ídolo Raghunathji que se mueve de un lugar a otro por medio de grandes cuerdas. Las celebraciones son atendidas por miles de devotos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario