Páginas vistas en total

sábado, 31 de julio de 2010

AMANECE EN CAZORLA

Si deje la noche caida con media luna y el lucero de Venús pegado a su cola, he amanecido con el canto de los mirlos y el bufido de las hembras de ciervo en el bosque. Al caminar en la oscuridad, uno siente sólo sus pasos y el corazón que borbotea de emoción sin saber que encontrará en el bosque.

Una madre ciervo advierte a los pequeños que estoy allí. Pero ahora no busco estas fotos, camino deprisa para que la mañana me sorprenda arriba, en el Mirador de las Palomas. Ayer el sol se puso en el Paso del Viento y hoy se despierta perezoso en este lugar. Hace fresco, ventea suave. Abrigado veo teñirse de malva el amanecer como diría Mecano. No estoy solo, esta el viento, estan los cuervos que graznan y estan mis pensamientos. Allá abajo en el bosque me esperan las sorpresas y las cascadas que el joven Guadalquivir sortea adormilado en la mañana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario