Páginas vistas en total

viernes, 25 de abril de 2014

MIRADAS(V): DE UNA REVOLUCIÓN QUE CAMBIARA EL MUNDO ÁRABE.EGIPTO

Ahora que parece que el cambio ya está hecho, ahora que parece que la revolución que saco a la calles a millares de tunecinos y contagio a al avecina Egipto y ahora que parece que el sátrapa de Libia quiere morir matando. Ahora que los sueños de millones de personas, muchas de ellas amigas mías, alzan su voz en el desierto, nunca mejor dicho. Ahora que parece que todos los dictadores y reyezuelos del Medio Oriente y el Magreb les están viendo las orejas al lobo y comienzan su propia revolución. Ahora que Occidente se asusta del Islam y duda si ayudar a los pueblos que se alzan y a las nobles gentes que solo quieren libertad para sus hijos. Ahora que todo esto me duele más que nunca porque veo que abandonamos a los gritan libertad a su suerte.

Ahora que todo esto sucede, me acuerdo de la mirada de Amin, mi fiel guía egipcia, delante de la pirámide Sakkara en Egipto. Una mirada que quiso decirme "mi país pronto será libre y el sueño de mis paisanosse convertirá en realidad y las mujeres nunca más volveremos a ser repudiadas ni humilladas por ningún político. Ahora que me acuerdo de ella, recuerdo que un día yo le dije "ojala Amin , ojala" .

Tenéis otra mirada en el enlace MIRADAS EN LA ZURRIOLA.

2 comentarios:

  1. Ójala, digo yo también.

    Con todo mi respeto, me permito copiar aquí un texto tuyo:

    ¿Es el momento de que las sociedades gobernadas den un giro de tuerca y se establezca un nuevo cambio social que nos haga avanzar en la concepción del estado, evolucionar en nuestros planteamientos sociales? ¿Estamos preparados o el trabajo efectivo de los poderes estatales en la propagación de ideas en escuelas y a través de sus medios de comunicación han “abotargado” el posicionamiento crítico de los gobernados?. Cuestiones que debemos resolver de una forma inmediata ya que de lo contrario, esa distancia creciente entre el poder
    del estado, los lobbies y la “aristocracia” en general sobre las clases dirigidas, llegará en escaso tiempo a ser insalvable y entonces, estoy seguro, será imposible dar contestación a de que si esta nueva “clase aristocrática” debe ser abolida.

    ResponderEliminar