Páginas vistas en total

martes, 10 de agosto de 2010

CÓRDOBA RECIBE AL GUADALQUIVIR, DENSO Y ARROGANTE (II)

Dormidos llegamos a Córdoba y siguiendo el rió al que vimos ir creciendo por la provincia de Jaén, llega llano y caudalosos cuando empieza su recorrido por la árabe ciudad del Valle. El gran Antonio Gala, cordobés, sublime, siempre le ha cantado a su río.


Cuando la reposada luz entorna
los plateados párpados del río."

Pero sus coplas parten del romanticismo que siempre impera en el autor. Para hablar del río Guadalquivir, de su grandeza y de sus llanuras y meandros cordobeses, nos debemos remontar mucho más atrás e ir a recoger versos de un paseante ilustre, Don Luis de Gongora, que dijo del esbelto río

"Rey de los otros, río caudaloso,
que, en fama claro, en ondas cristalino,
tosca guirnalda de robusto pino
ciñe tu frente, tu cabello undoso,
pues dejando tu nido cavernoso
de Segura en el monte más vecino
tuerces soberbio, raudo y espumoso."

Entre las paredes de la Mezquita Cordobesa, entre los patios de naranjos de sus callejuelas, en los tablaos de la ciudad y en las fraguas que retallen la plata cordobesa, aún hoy se escuchan cantes y poemas a este río que pasa por Córdoba para hacerse grande y llegar a Sevilla pletórico y altanero.

Teneis el el enlace del río en Jaen aquí http://laescapadadelturistaaccidental.blogspot.com/2010/07/nace-un-rio-andaluz-entre-sierras-y.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario