Páginas vistas en total

jueves, 19 de mayo de 2011

GASTROTURISMO. NAVACERRADA EN LA SIERRA DE MADRID

Andamos estos días con un proyecto por la sierra de Madrid y la verdad, a la maravilla natural de esta zona del Parque Regional del Alto Manzanares, se le une la excelente gastronomía que se puede degustar. Es un lugar con vicio, ya que bares y restaurantes se han acomodado al turismo de fin de semana y muchos de ellos permanecen cerrados entre semana. Aún así, los que quedan abiertos son los que realmente merecen la pena recordar.

Para empezar esta Casa Espinosa, solo un problema, madridista de los que abrazan la fe con ahínco, hasta en el grifo de la cerveza tiene el escudo del Madrid y vende pulseras con el slogan "yo soy Mou", por lo demás es conocido en la sierra por sus excelentes "torreznos". Buena bodega abierta  y refrigerada para tapear con vinos. Muy cerquita "La Hervencia",(tfn. 600089603)  una tasca de tapero con toneles, muy chiquitita pero con historia. Su nombre se lo puso Antonio, su dueño con mucha guasa y gracia ya que la hervencia es lo que se hacia con los reos en la edad media, hervirlos y colgarlos en las entradas de los pueblos para escarnio. En su local, cerveza bien fría y destacamos, la tapita de arroz, por la que  muchos se acercan desde Madrid. En frente  El Rumba, esto son palabras mayores, cocina fina de la sierra y cuidada presentación. Un caserón de los de antes y detallitos como los "pañuelitos", las mollejas o los "huevos de corral". Lo dicho, palabras mayores. La carta de vinos excelente. Al lado de este Mesón Javis. Aquí el tapeo se hace arte y el fútbol y los toros tertulia, creo que huele a blaugrana el sitio, pero los berberechos al natural o los "huevos estrellados Javis", son instantes gloriosos de este paseo gastronómico.

La pregunta es que si lo prove todo, pues si, porque si no como iba a escribir. Solo un último detalle, a la entrada del Pueblo esta Las Postas, histórico sitio del que ya les hablaré, donde los que bajan de la sierra de esquiar o caminar suelen parar a comer, pero muy cerquita de la plaza, un hostal sencillo, casa Maite, no les comento nada más que la foto que acompaña este texto: lo del judión de La Granja: pecado mortal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario