Páginas vistas en total

jueves, 23 de septiembre de 2010

SENDERISMO. SUBIDA AL MIRADOR DE LA FIGUERASSA. ALT BERGUEDÁ

Ya que nos encontramos por la zona, esta subida que es bastante agradable y llevadera, aunqué larga, nos permitirá conocer de cerca la alta montaña de la provincia de Barcelona y sus ecosistemas más singulares.

En la carretera BV-4243 dirección Figuerassa encontraremos un indicador que pone “mirador de la Figuerassa”. Seguiremos esa dirección y con ello iniciaremos nuestra ruta de senderismo a 1192 metros de al tura que nos llevará hasta el mítico mirador donde el consorci de turismes del Alt berguedà has instalado las figuras de  Joanet y Marc. Nuestros iconos en esta escapada.
De entrada nos encontraremos con un camino forestal que nos conducirá hasta nuestro objetivo; en ambos lados observaremos el intenso verde de la vegetación y la majestuosidad de las montañas que nos harán compañía en todo momento. El camino no tiene perdida, habrá algún momento que nos podremos encontrar algún desvío, pero nosotros tendremos que seguir siempre en dirección hacia la cima. El Pino es el compañero de viaje en todo el sendero y las flores de alta montaña, dependiendo de la temporadas, tapizan el sotobosque. La ardilla y el jabali son fáciles de ver en la subida y el piquituerto alegra la subida con su trino, si nos fijamos bien le veremoa posado comiendo piñas en alguna rama. 

Justo a la mitad del itinerario la dificultad crecerá; los caminos tendrán más pendiente y se acortaran; generando curvas que podremos superar sin dificultad. Una vez superadas, nos encontraremos a 1490 metros de altura y veremos a lo lejos el mirador, facilmente visible por una antenas de telefonía que le afean. Allí mismo encontraremos las figuras de Joanet y Marc.
Para acceder a él tan sólo debemos realizar un último esfuerzo: cruzar un pequeño camino sin pendiente. Tendremos que estar muy atentos ya que el camino no hará un regalo muy especial: entre la flora que encontraremos en ambos lados podremos contemplar gran variedad de mariposas. No son muy presumidas y se escapan rapidamente, pero no debemos preocuparnos, hay gran variedad de ellas y seguro que acabarán posando ante nosotros. En la oficina de turismo de Berga encontrareis documentación sobre las gran variedad de flora, fauna y lepidopteros de la zona. Una vez lleguemos al mirador nos daremos cuenta que todo esfuerzo tiene recompensa, y que no hay mayor recompensa que ver uno de los lugares más increíbles y fascinantes para nuestra vista. Si miramos hacia abajo veremos el embalse de Baells que se construyó para abastecer al área metropolitana de Barcelona y producir energía eléctrica, provocando que más de mil personas se trasladaran a Sant Jordi de Cercs, ya que las aguas acabaron con cualquier posibilidad de supervivencia.

Una vez cojamos aire y hayamos descansado unos minutos visitaremos el mirador que está más abajo y nos acercaremos aún más a la historia del Berguedà y sus esplendidas vistas sobre Peguera, el Moixeró y la Sierra de Catllaràs, todo un regalo para el senderista. Y a partir de aquí la bajada por el mismo camino o seguimos por Rassos de Peguera y el Santuari de Queralt hacia Berga. Pero esa historia la contaré otro día ya que son palabras mayores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario