Páginas vistas en total

jueves, 15 de octubre de 2009

FIGUERES. UNA CIUDAD PARA EL CULTO A DALI (II). GIRONA



Es la ciudad de Figueres una ciudad unida a sus museos. Cercana a Francia y cosmopolita en sus calles se unen la tradición más arraigada de municipio del interior catalán con la modernidad que le da sus cruces de culturas y sus altos índices de inmigración. Dali aportó a la ciudad ese toque mundial tan reconocido y que hace que millares de personas se desplacen hasta ella cada temporada turística. Pero Figueres es también el “Museo del Juguete”, la Rambla, la Plaça Gran y mucho más. Para ello solo hay que dejarse caer por sus calles e ir bebiendo poco a poco esa impronta que el universal Dali les dejo en herencia.



En la Rambla las grandes casas señoriales de finales del XIX y XX siguen inermes el paso del tiempo y de la vida ciudadana. Una de las calles que desembocan a la rambla la del For Nou no llevará a la Plaça de Josep Pla. Otro de los grandes genios que eligió esta ciudad para pasar largas estancias. Paseando por las callejas y callejones iremos descubriendo esa ciudad medical escondía entre paredes.

El final del recorrido debe ser visitar los dos museos. El de Dali, más conocido y el del Juguete, sencillo pero admirado. El Teatro-Museo Dalí, el mayor objeto surrealista del mundo, está enclavado en el edificio de lo que fuera el antiguo Teatro Municipal. Su construcción esta datada a final del siglo XIX .Sobre las ruinas de los que fuera el antiguo teatro, Dalí decidió crear su museo.

En su interior podemos contemplar la antología más amplia del estrambótico artista, desde sus inicios más “locos” hasta las últimas obras de su genial existencia. Al entrar en su recinto uno debe abstraerse y mirar el edificio como una obra de arte en si misma ya que muchas de sus estancias ya fueron diseñadas como tales. La cúpula geodésica que corona el museo se ha convertido en todo un símbolo de la ciudad. Junto al Museo Dali uno de los edificios más fotografiados de nuestro país, “La Torre Galatea”, lugar que acogió al maestro en los postreros instantes de su vida.


Y como última parte del recorrido debemos pararnos en la Plaza de San Pere para visitar la iglesia del mismo nombre que alzó sobre los restos de un templo románico Pere el Cerimonios en el siglo XIV convirtiéndola en el templo de la ciudad. De estilo gótico conserva aún estructuras datadas en el románico.

Muy cerca de allí, en la calle Sant Pere, en lo que fuera la antigua sede del Hotel Paris, centro de la vida pública de principios del siglo XX a Figueres, se levantó el Museo del Juguete con una colección si igual de juguetes de todos los tiempos.


Hotel RestauranteDuran

Lasauca 5 Figueres
http://www.hotelduran.com/
Tel.: +34.972501250
Aquí solía venir Dali a comer. Fundado en el año 1855 sus paredes y habitaciones cuelgan recuerdos y emociones vivida en su larga historia. Una muy buena elección
Habitación 60-110€

Más información:

http://www.empordaturisme.con/
http://www.figueresciutat.com/
http://www.salvador-dali.org/

No hay comentarios:

Publicar un comentario