Páginas vistas en total

viernes, 16 de octubre de 2009

UN CASTILLO PARA DOS LOCOS ENAMORADOS. LA PERA PUBOL




La Pera es un pequeño núcleo urbano de origen medieval como la mayoría de las pedanías del interior de Girona. Pasaría inadvertido al visitante si no fuese porque desde lejos podemos ver la torre de la iglesia de Sant Isidor, de estilo gótico renacentista. Pero es a un kilómetro exacto del núcleo urbano donde se encuentra la joya más preciada del municipio: el castillo de Púbol.


Allí vivieron algunos años Dalí y su esposa, y allí se encuentra el mausoleo de Gala. Dalí compró el castillo para regalárselo a su musa, pero en él plasmó el artista buena parte de las obras de sus últimos años. De estilo renacentista, aunque data de finales del siglo XI, es un pequeño castillo de tres plantas que la pareja encontró ideal para convertirlo en taller y nido de amor pero que Dali sólo pudo visitar con petición previa a Gala para no “ahuyentar” sus visitas. Dicen  las crónicas que allí Gala llevo a la mayoría de sus amantes con el consentimiento del artista.

Durante años los Dali lo remodelaron con estilos diversos, pero siguiendo fielmente el romanticismo que imprimió toda su historia, fuentes decoradas a petición de Gala, marmóreos eunucos que “vigilan” las aventuras y divanes y rincones donde se “murmuraron” secretos. Y por su puesto los oníricos elefantes y péndulos que la imaginación del genial artista catalán plasmo en muchas de sus obras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario