Páginas vistas en total

domingo, 30 de agosto de 2009

BUFFALO SPRINGS. A LOS PIES DEL MONTE KENIA. KENIA

Nada más entrar en el parque nos recibe una imponente Aguila Marcial con un penacho de macho adulto coronando su cabeza. Es un buen presagio. Y como si la suerte quisiera acompañarnos todo el camino, cuando cruzamos el puente sobre el Ewaso River, un cachorro de segundo año de Cheetah se nos cruza en el camino. Debe haber sido ya abandonado por su madre y busca alguna compañía. Ahora debe comenzar su vida en solitario.

Entramos en Buffalo Spring por la Natorbe Gate. En la puerta dos rurales semivestidos y ociosos nos saludan. Sentados cerca de las charcas de Oda Olla Camp se pueden divisar las manadas de elefantes y de orix refrescándose de la tórrida mañana. La manada que hemos visto hoy es la más grande de orix que he visto nunca en Kenia. Sobre las copas de los árboles que nos cobijan, los "bullbul", los "estorninos" y los "tejedores gorrión" montan algarabía. Centenares de "tejedores de cabeza blanca", se afanan en construir sus nidos que recargan las acacias como si fueran árboles de navidad. El cielo se cubre de buitres, debe haber algún cadáver cerca.

Uno de los grandes cazadores de este parque, el celebrado Dennis Fitz Hatton ( el de memorias de África) dijo de Samburu "que era uno de los lugares más hermosos del mundo". Lastima que él con sus matanzas nos contribuyera a su mantenimiento sino todo lo contrario. Fue uno de los responsable de que se extinguiera el rinoceronte en esta zona y casi de la extinción del elefante. Afortunadamente estos se han podido recuperar.

El paisaje es muy bonito, a las planicies cercanas al río como las de Orix se unen las colinas de Koitongo, casa del leopardo. Lastima que esta vez no lo hemos visto. Si vemos manadas de babuinos y Kudus, los enormes antílopes de agua. Otra de los animales más extraños pero más curiosos del parque es la Gallina de Helmett, de la familia de la guinea pero hermosamente coronada. El río de aguas marrones nos sigue pero es curioso que no vemos cocodrilos. Buscando con los prismáticos veo posado sobre una rama el extraño y raro "Hornbill Von de Deckens", que solo puebla estas latitudes, es un pájaro con gran pico y colores oscuros que se alimenta de bayas.
Hoy no es día para ver leones y la noche se nos echa encima. Nos acompañan un par de guerreros samburus, pero de ellos hablaré otro día. Salimos del parque buscando nuestro lodge y paramos para ver caer el sol con un gin tonic en la mano. El día ha sido provechoso.
Más fotos en mis albunes de facebook, si nos las podeis ver haceros amigos http://www.facebook.com/editphoto.php?aid=98393&success=5&failure=0#/album.php?aid=98393&id=552494308

No hay comentarios:

Publicar un comentario